Atrevetehoy

LGOTIPO ATREVETE HOY PNG SIN FONDO NOV 27

Homeschool:

Creencias limitantes, realidades vigentes y Tips desde nuestra experiencia.

Dadas las medidas de contingencia mundiales por el Covid-19, la educación en casa o homeschool está siendo utilizado como el término más apropiado para desarrollar las actividades escolares de instituciones presenciales, lo cual ha generado confusión y estrés a nivel familiar para quienes nunca antes han sido bien informados del tema. Para éstas familias hoy escribo desde mi experiencia: creencias limitantes, realidades vigentes acerca del Homeschool en Colombia y Tips que nos han funcionado como familia para hacer de la educación en casa un estilo de vida.  

7b3d2cd0-c037-4058-b390-01d0d05f51a4

Conoce a tus hijos: escúchalos, comparte tiempo con ellos y sólo con ellos.

  Creencias limitantes:

  • Los niños que hacen homeschool tienen deficiencias de aprendizaje, alteraciones del comportamiento, discapacidades mentales o físicas, por lo cual no se adaptan a las escuelas tradicionales y requieren de atención especial.
  • El homeschool conlleva a que los niños sean retraídos, egoístas y a que no se relacionen adecuadamente con otras personas.
  • Homeschool es trasladar el colegio a la casa.
  • Los padres que deciden hacer homeschool tienen que ser expertos pedagogos o licenciados.
  • Los homeschooler se “atrasan” en comparación con otros niños y jóvenes de su misma edad.
  • Los certificados escolares son necesarios para garantizar que los niños saben lo que les corresponde para su edad.
  • Quienes hacen homeschool no pueden acceder a la universidad porque no tienen certificados escolares.
  • Los que hacen homeschool son adinerados.

  Realidades vigentes:

  • La
    educación en casa no está prohibida en Colombia y tampoco está
    reglamentada.
  • El
    homeschool es + que home, es un ESTILO DE VIDA, cada vez adoptado por más
    familias en Colombia y el mundo porque respetamos y promovemos el derecho
    a la educación y elegimos una educación diferente a la tradicional
    para nuestros hijos.
  • Homeschool
    es el término más conocido pero existe un abanico cada vez más amplio de
    posibilidades para educar a nuestros hijos como el unschool, living
    school, world school. 
  • educación tradicional, incluso jóvenes que en la actualidad son profesionales y otros que iniciaron sus emprendimientos desde muy pequeños.
  • Si bien hay instituciones educativas que antes de la contingencia ya tenían sus plataformas digitales, hay muchas otras que ni siquiera habían contemplado la posibilidad por tanto ni maestros ni familias estaban preparados y nos tocó aprender juntos sobre la marcha. Es aquí donde entra en juego, aprovechar la oportunidad para aplicar la tolerancia, la creatividad, el auto-aprendizaje y la cooperación mutua.

Tips para educar en casa:

  • Conoce a tus hijos: escúchalos, comparte tiempo con ellos y sólo con ellos (no incluye la comunicación por chats y redes sociales), adopta el juego, la lectura, el arte, la música, el teatro y el contacto real con personas de su entorno habitual para desarrollar habilidades blandas como la socialización, el auto-dominio, la resiliencia, la atención y concentración, la administración de recursos, la empatía, la comunicación asertiva, la perseverancia, la disciplina, el servicio y el emprendimiento, entre otras.
  • Haz de cada momento una oportunidad de aprendizaje!
  • Enséñales con el ejemplo: “la palabra convence pero el ejemplo arrastra”.
  • Reconoce y celebra los pequeños logros, evita gritarles y bajo ninguna circunstancia emplees adjetivos descalificativos cuando el propósito sea corregir una conducta o una equivocación.
  • Para aquellas familias que han elegido escolarizar a sus hijos en instituciones educativas y que ahora está atribulados con la cantidad de talleres y el tiempo frente al computador les digo: Conserven la calma. Las calificaciones son necesarias dado el modelo educativo que escogieron, no obstante el “cómo” y “cuándo” aprenden los niños no depende del pensum académico y de la resolución de talleres en casa sino de las herramientas que les proporcionemos para facilitar su desarrollo y la aprehensión del conocimiento. Si hacemos uso de esos talleres como guías de “qué” enseñar y activamos nuestra creatividad como familias para aprender juntos, estoy segura que disfrutarán del proceso y celebrarán los resultados.

 

Byrlly Patricia González Pérez