Atrevetehoy

LGOTIPO ATREVETE HOY PNG SIN FONDO NOV 27

Rendición!

Era agosto de 2021 cuando leí por primera vez, en total calma, lo que parecía ser lo más cercano a una descripción de mis luces y mis sombras. No obstante, fue tanta la resistencia personal que no entendí y mucho menos comprenderlo, ingenuamente me dispuse a dejarlo "en remojo", hasta que "llegara el momento".

Mythical firebird Phoenix is rising from the flames

Rendición es conexión, conexión es purificación, purificación es crecimiento, crecimiento es amarse, amarse es trascender.

Luego descubrí que el momento es ahora, es hoy, el momento llega cuando hay una verdadera disposición de cambio, cuando hay rendición! no es fácil re-conocerte tal cual como eres, no es fácil reconocerte en los otros, sobre todo cuando lo que ves afuera de ti  no te agrada. Es fácil encontrar culpables, es fácil ponerte en el papel de víctima, es fácil no admitir ser perpetrador, nadie quiere ser el “malo” de la película. Desde pequeños nos enseñaron a ponernos máscaras para que nos quieran, para que nos acepten, para que no nos regañen, para evitar castigos, para ser el bueno o mejor que… Nos enseñaron a tener “autoestima” pero no nos enseñaron a amarnos completos, nos enseñaron a respetar pero no a respetarnos, nos enseñaron a obedecer mientras, sin saberlo, entregábamos nuestra soberanía. 

El entorno, la pareja, la familia, los jefes, vecinos, amigos, nos revelan cada vez con más fuerza que falta algo, no sé qué, no sé dónde, no hay satisfacción y no sabemos donde hallarla. Unos dicen que nos falta encontrar a Dios, otros dicen que nos hace falta calle, otros que dejemos que pase el tiempo pero pocos nos invitan a dejar de buscar afuera para mirar hacia adentro e iniciar un camino de ires y venires, subidas y bajadas que nos guían hacia el origen. Pocos nos invitan a soltar y confiar, a rendirnos a la vida como es, sin hacer juicios, sin maldecir, sin criticar, sin envidiar, sin condenar, sin comparar; no obstante, al valiente que nos confronta, lo alejamos, como dicen: “le cortamos la cabeza al mensajero” y nos negamos a recibir el mensaje. 

He aprendido que a lo que te resistes, persiste,  y entonces es la vida quien nos empuja al vacío para que nos dejemos morir o renacer. Es aquí donde podemos resignificar la rendición: te encierras en tu ego y persistes en lo mismo de siempre con la esperanza de que algún día será diferente, que el otro me pida perdón, que el gobierno cambie, que me despidan, etc. ó despliegas tus alas, agudizas tu visión interior, renuncias a lo de siempre y te entregas a algo superior a ti, te permites reconectar con tu chispa Divina y te rindes ante la belleza detrás de cada situación que nos regala Dios mientras dure este tiempo que llamamos vida. 

Cómo ha contribuido este mensaje a tu vida hoy, qué mensaje se revela en él para ti?

En gratitud siempre,

Byrlly P.