Atrevetehoy

LGOTIPO ATREVETE HOY PNG SIN FONDO NOV 27

Cambio = Evolución

"Cuando no despiertas en el éxito, despiertas en el desierto". Escuché esta frase a Pilar Jericó y, aunque no sé si es de su autoría, resonó con lo que yo afirmo como cierto.

metamorfosis

La transición hacia tu máximo esplendor lo generas desde adentro, en el silencio activo de tu alma. Byrlly.

En el transcurso de nuestra vida, tanto en el éxito como en el desierto, en otras palabras en las vacas gordas y en las vacas flacas, se nos van presentando oportunidades de cambio y crecimiento, pero, regularmente, somos necios y esperamos “tocar fondo” o la llegada de la noche oscura del alma, para tomar nuestra lección y potenciar el aprendizaje. De ahí que los cambios los asociamos con dolor y sufrimiento cuando, en realidad, son el principio de la transformación y la evolución.

Es en la crisálida donde se genera todo el movimiento interno para que se manifieste el esplendor de una mariposa. No en vano esta palabra proviene del griego “chrysos” que significa oro, el cual, por cierto, a fin de tener un mayor valor, primero ha de ser purificado, esto es, pasar por fuego, mezclas, aleaciones y moldes, antes de transformarse en una joya preciosa de gran valor.

Nuestra naturaleza es Divina y nuestro destino también lo es, pero esta experiencia humana es una elección personal. Vivir en amor o en odio, en guerra o en paz, en tranquilidad o en agonía, en fe o en desesperanza, en esclavitud o en soberanía, son todas elecciones personales. Los cambios son generadores de transformación, pero, como en la crisálida, se gestan desde adentro de cada uno de nosotros. Los cambios que queremos ver afuera, primero se trabajan dentro, desde el silencio activo de nuestra alma.

Declararse en gratitud, tanto en el éxito como en el desierto, es un acto de rendición que invoca la misericordia, el equilibrio perfecto de Dios, y atrae Su generosidad en abundancia a nuestra vida. 

Los cambios nos invitan a ampliar nuestra zona de confort, pero, antes, hay que incomodarnos. Que nuestro movimiento sea constante, que nuestro proceso de adaptación signifique un cambio activo, una transformación viva, porque lo que no se mueve, se muere.

Byrlly P